Plantillas para Pies Valgos

El pie valgo es una alteración funcional del pie. Se debe a un exceso de elasticidad, híper laxitud, de los tendones y músculos de control y aguante del arco plantar.

Provoca que un pie normal en carga, con el individuo de pie, se desmonte. Se derrumba la bóveda plantar porque los elementos que mantienen la tensión de los dos extremos ceden y la estructura de encima se hunde.

Esto transforma un pie sano en un pie plano cuando esta cargado, cuando el individuo está de pie, se observa contacto total de la planta del pie con el suelo.

Pies Valgos de un niño
Ejemplo de pies Valgos en un niño

Este tipo de pie es fisiológico, se considera normal, hasta los 3 años de edad, debido a que la musculatura infantil es muy elástica. A partir de esa edad ya no debemos permitir, incluso antes en casos graves, que el pie, el tobillo y la rodilla se coloquen hacia dentro porque puede llevarnos a deformidades importantes, de rodilla especialmente, como el genu valgo, piernas en X.  Más explicado en podología infantil.

El pie valgo acostumbra a asociarse también a juanetes, dolores en la planta del pie, cansancio excesivo, no justificado, pocas ganas de caminar y poco agrado del deporte.

Un niño/a con pie valgo está en desventaja respecto a sus compañeros a la hora de correr, por ejemplo. Su mecánica es mucho menos efectiva, se cansa más y obtiene menos que los demás.

En caso de adultos un pie valgo puede asociarse a juanetes, patología de menisco externo de rodilla, síndrome del piramidal, puvalgias y lumbalgias y sobretodo cansancio de piernas y incapacidad de permanecer largo rato de pie, quieto, sin andar.

Debido al pie valgo el cuerpo pierde capacidad de amortiguación y la colocación de los ejes articulares del tobillo, rodilla y cadera se ven alterados por la desestructuración del puente plantar y la desviación del calcaneo en valgo que arrastra encima de él la rodilla. Con el pie valgo la rodilla y todas sus estructuras entren en conflicto por desalineación de fuerzas lo que produce mayor desgaste, especialmente de menisco y ligamento lateral interno de rodilla. Provoca también sobrecargas musculares a todos los niveles incluso en la espalda, y la musculatura lumbar.

Para evitar llegar a todas estas situaciones o para tratarlas en caso de ya estar presentes es básico realinear tobillo y pierna, colocando bien el talón para recuperar la adecuada colocación articular. Esto se consigue mediante un elemento de recolocación del calcáneo y de control de la bóveda plantar, mediante un estímulo externo, una plantilla para pie valgo, capaz de corregir la desviación del peso corporal y ejercer de aguante de la bóveda o puente plantar, protegiendo el pie y el individuo de seguros desgastes prematuros, llevándole a una mayor rentabilidad mecánica.

Precio orientativo de la visita: 65€ - Precio de las plantillas 190€


Contacta con nosotros

Idioma: Castellano Català